DSC05692

Una de las características del trial consiste en pasar por todas partes, incluso, aún más, allí por donde parece imposible. La montaña con sus senderos pedregosos, sus rocas y torrentes, presentan un atractivo suplementario para el trialista ávido de panoramas de altura. Esta sed por descubrir cimas no transitables dieron nacimiento a una posibilidad de evasión denominada trial de montaña o moto alpinismo.

 

La práctica del trial de montaña no exige dotes de piloto sobresalientes ni una resistencia extraordinaria. Un mínimo de experiencia y prudencia, una moto de trial con deposito extra de gasolina, y en su caso un asiento adaptado, te permitirán paseos por la montaña, sin olvidar el placer que produce la sensación de posar las ruedas de tu moto sobre un terreno virgen.