El trial es sin duda una de las más antiguas y ciertamente la más original de todas las disciplinas del motociclismo,  tiene como principio el superar los obstáculos de una forma pura, sin bajar los pies. Al contrario de las otras modalidades, en el trial la velocidad no es determinante, la destreza es el factor principal.

 

Al hablar de trial, lo primero que nos imaginamos es que es un deporte para acróbatas dotados de capacidades especiales de equilibrio y sangre fría, pero la realidad es totalmente diferente. El trial es un deporte en el cual se  puede comenzar desde un nivel muy básico.

 

El trial se practica ampliamente en toda Europa desde principios de siglo. Dado que no es un deporte rudo por naturaleza, se practica por personas de cualquier edad, sexo  y nivel de manejo. Es la modalidad ideal para alguien que empieza en el motociclismo off road y una excelente ayuda para los practicantes del enduro a cualquier nivel.

 

Nacido a principios de siglo, el trial no puede renegar sus orígenes británicos. ¿No era necesario ser original e inglés para querer, a todo precio, abandonar los caminos trazados y escaparse a la naturaleza y disputar, por gusto, pruebas sin reglamento preciso? En efecto, el trial se burla locamente de la velocidad, no tiene o tiene muy poco en cuenta este factor, que sin embargo es determinante en las otras modalidades del motociclismo. El trial, en su excentricidad, no se preocupa mucho de los demás; pone en evidencia las cualidades de agilidad, concentración, y precisión del piloto. Se disputa sin exceso de velocidad, pues los obstáculos son vencidos con ligereza y delicadeza, analizando el piloto su evolución de manera calmosa y reflexiva. La furia de vencer a la fuerza bruta no cáben en el espíritu del trialista.

 

El trial se disfruta principalmente en los bosques y montañas, pero dada su versatilidad, se puede practicar en cualquier lado, incluso en el patio trasero de la casa. Al ir evolucionando, el trialista busca siempre lugares cada vez más difíciles y agrestes. Son ideales los riachuelos, zonas pedregosas, paredes, riscos, troncos, vados, piedras y caminos de mulas.